He ido al Dentista 2ºParte


En la 1º parte os conté lo que vendría siendo cuando me comunicaron la agradable noticia de que me tenían que extraer un diente y luego poner un  implante (Yuhuu ¬¬’) y los preparativos previos antes de la extracción.

En esta parte os cuento lo que pensaba que seria uno de los peores días de mi vida! El día de la Extracción e implantación!! (Que al final para mi sorpresa tampoco te creas tu que fue tan apocalíptico).

Llego a la visita 10 minutos antes de la hora acordada, quería estar esperando un rato en la salita de espera para concienciarme de lo que me iba a ocurrir dentro del habitáculo dentististico y entrar tranquilo y preparado. Pero fue tocar al timbre, abrir la puerta ver al dentista y decirme ya con la mascarilla puesta: “-Venga ya puedes entrar!”, em… Ya puedes entrar? Mamón!! Esto no estaba en el contrato! Faltan 10 MINUTOS!! Quiero mis diez minutos de meditación Pre-Extracción!!

Acompañe al “Sacamuelas” por los pasillos, nervioso, hasta llegar a la salita donde estaría mis próximo 120 minutos aprox. Me senté y me preguntó que como estaba, y les dije que “-Bastante nervioso” con la verdad por delante. Me dijo que lo que me iban a hacer no era nada, que era mucho mas complicado matar un nervio que hacer un implante (permiteme que lo dude… que es mas fácil vaciar un diente y rellenarlo de hierretes que quitar un diente y en su sitio atornillarme un perno del tamaño de Manhatan directamente al hueso? no se yo…).

La ayudante del “QuitaSarro” trajo todos los cacharros y ya me empezaron a sudar las manos sin ni tan siquiera haber abierto la boca, “The dentist” se sienta a mi lado coge el spray de anestesia, me lo pone en la encía y…

¡¡Aya Vamos!! ¡¡Comienza el baile!!

Cuesta abajo y sin frenos, así me veía!

El “Sacacaries” me anestesio la zona en la que iba a trabajar con el spray para posteriormente meterme ese instrumento infernal que la inyección (la piel de gallina se me ha puesto). El tío me dejo la encía como un queso gruller me metió anestesia por todo el perímetro exterior e interior de el diente a extraer. Después de que el tío me metiera 3 garrafas y media de anestesia que ya casi me salia por los lagrimales, el tío me dijo que esperaríamos un rato para que la anestesia diera efecto. Paso 1 minuto o 2 y el tío ya entro en faena.   No puedo decir fidedignamente lo que me hizo ni como me lo hizo porque la verdad que no lo vi, al estar los ojos muy por encima de la boca pues… es lo que tiene, pero la verdad es que en todo el rato no tuve ninguna molestia y todo fue como la seda.

El “Matasanos de la cavidad bucal” empezó ya a hacer su trabajo yo le miraba a los ojos todo el rato para ver su reacción ocular por ejemplo si en un momento dado abre mucho los ojos, eso amigo es malo… o que se ha equivocado el y la a cagado o que a visto algo ahí dentro que no le ha gustado, que no se lo esperaba o que no salia en las radiografías  Pero además de mirarle a los ojos para esto, esa no es la razón autentica, la razón sobre todo era para ver en el reflejo de sus gafas lo que me estaba haciendo en el agujero que tenemos en la cara al que llamamos boca. Había a veces que según como le diera el reflejo de la luz en las gafas se podía ver bastante bien aunque no era muy agradable de ver la verdad, pero era curioso.

Al rato sin avisar el tío empieza a estirar y a retorcer y ¡¡Fup!! (mas o menos es la onomatopeya que mas se acerca al sonido que hizo jeje) me aparece el tío con el diente en la mano, bueno en las tenacillas esas que tienen… y yo… -Pero cabronazo avisa! Esas cosas se avisan!!.

De vez en cuando el “Mirabocas” iba haciendo unas pausas para cojer una cámara y hacerle fotos a mi boca, para tener un recuerdo de su hazaña.

El “Muchachodelamascarilla” siguió con sus labores y me empezó a cortar la encía un poquete para posteriormente introducirme el perno donde luego iría el diente de Porcelana o de Zirconio. Una vez que ya me abrió en canal y el tio se dejara las manos llenas de mi liquido vital, cogió de la mesita de herramientas un aparato igual que los que tiene para sacar caries esos que hacen el sonido tan agradable que es como un -iiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiuiiiiiiiiiiiiiiiiuiiiiiuiiiiiiiiiiiiiiiiiii- pues un aparato igual peeeeeero con la punta diferente… y yo… -Y esto para que sera?

El “Matriculado en Odontología” mi dijo que me estuviera quieto (no… me voy a poner ahora a Bailar Ska si te parece), el tío acerco ese artilugio a mi boca y……. TERREMOTOOOOOOOOOOOOOO!!!  QUIEN QUIERE COLGAR UN CUADRO EN LA HABITACIÓN DE AL LADO!!!!

TODO TEMBLABA TODA LA HABITACIÓN!!!! O era yo?? El “Bricomaniaco dental” me estaba taladrando (literalmente) el hueso donde estaba la raíz del diente par meterme ahí el tornillo. Sabéis cuando el vecino taladra la pared? ese ruido lo tenia yo en mi! Me sentía como una jodida pared en ese momento siendo taladrada sin previo aviso! solo faltaría que al acabar el agujero me pusiera un taco. En total, que me taladró pues unos 3 o 4 milímetros no me acuerdo bien. Terminó, cogió un tornillico raro y me lo atornillo como si yo fuera una mueble del Ikea.

Luego procedió a ponerme los puntos (recordar que antes me había abierto en canal la encía). Puntos que parecían puntazos, ya que el hilo para cerrármelos parecía el hilo con el que mi abuela hacia ganchillo, gordo gordo, se podría decir que en vez de hilo era como un cordoncillo negro, era un poco mas grueso que los otros hilos de los puntos de toda la vida porque al estar en la boca pues… em… es mas sensible o… no se, si hay algún dentista leyendo esto que nos lo explique en los comentarios por favor. (Grazie Mille)

Me acuerdo y me molestaba un poco a la vez que me hacia infinita gracia que cuando estaba faenando “El señor que reparaba dientes” iba cogiendo herramientas de una mesita y cuando acababa de usarlas me las tiraba en el pecho, consiguiendo así que mi caja torácica pasase a ser una practica caja de herramientas express, y cuando necesitaba esa herramienta soltaba la que tenia en la mano en mi pecho y cogia la otra de mi pecho, no pesaban mucho, molestaba mas que nada por que al transformarme en una mesita pues algo de respeto se perdía en ese momento pero me hacia mucha gracia por el sonido metálico que hacia la herramienta cuando caía con las otras que tenia también en el pecho. Era el sonido de como si tiraras una llave inglesa a la caja de herramientas, era muy gracioso. Por eso no le dije nada (al cabrón jeje).

Y al final acabó. Me dijo que me enjuagase la boca.¡Enjuagarse la boca con media boca dormida! Si has ido alguna vez al dentista sabrás de este mal rato. Enjuagarte, puedes, con alguna ligera dificultad ya que al estar media boca dormida pues te cuesta cerrar totalmente la boca y apresar el agua dentro. Lo mas posible es que se te escape un chorrete de agua al enjuagarte. Y luego el espectáculo es cuando escupes el agua. Que se te queda el hilillo de baba que pareces tonto, como tienes el labio dormido no sabes si tienes saliva aun o si el hilillo te lo has quitado, y lo que te puede pasar es que te pienses que te has limpiado y secado los labios al 100% y cuando vuelves a la silla véase que de tu boca a la pica de agua has creado una liana salival de tres pares de cojones.

Después de estar echando sangre y saliva durante 1 minuto mas o menos, me enseño las fotos que me había hecho anteriormente, hombre, no eran agradables de ver. Las fotos me las hacia para guardar como había ido la operación en todo momento para verificar otro día como lo había hecho o para que se viese como estaba mi dentadura antes, mientras y después.

Acto seguido “El hombre del gancho” me me dijo que había terminado su obra me dijo que fuera para la sala de espera que me llamarían para pedir hora para la semana siguiente para revisar como estaban los puntos y si habían cicatrizado bien, a las dos semanas me quitaron los puntos. Y luego 7 meses mas de espera, yendo 1 vez al mes para que vean que el tornillo se compacta bien con el hueso y con la encía.

Y nada Amiguetes, así fue mi aventura por el Dentista, en la que parecía que iba a ser una jornada infernal y al final hasta me pareció graciosa y todo.

Espero que os haya gustado mi pequeño/gran monologuete. Si os ha gustado comentar, calificar el post con las estrellitas de debajo del titulo del post o darle a me gusta al final del post.

Un abrazo Zagales! Hasta pronto!

Anuncios

1 comentario

  1. La liana salival.. pensé que era el único que pensaba en esa expresión XD
    A mi me pusieron ortodoncia. Más de 3 años yendo al dentista con una frecuencia de un mes al principio y 6 meses el último año y medio. Al dentista se le olvidó cobrarme (y yo obviamente no se lo iba a recordar). Me considero afortunado por ello.

Deja un comentario venga.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s